dr leon f gay alanis

Dr. León F. Gay Alanís
Departamento de Ingeniería Civil,
División de Ingenierías,
Campus Guanajuato,
Universidad de Guanajuato

Las sociedades humanas forman asentamientos en donde las personas tenemos lo que necesitamos para vivir como cobijo, alimento, agua y comunidad. En cierto sentido, una ciudad es un asentamiento humano que está soportado por infraestructura física: edificios para dormir y para trabajar, calles, sistemas de agua potable y drenaje, energía eléctrica, tiendas, sistemas de comunicación, etc.

En 2011, a nivel planetario, cruzamos un umbral importante: a partir de entonces, la mayoría de la población mundial es urbana. La tendencia continúa, así que cada vez habrá más personas viviendo en ciudades que en las zonas rurales. Ya que la mayoría de la población mundial es urbana y lo será en el futuro previsible, la infraestructura en las ciudades adquiere una importancia clave para el bienestar social futuro.

A raíz de diversos eventos, tales como el terremoto de México en 1985 o la caída de las torres gemelas en Nueva York en 2001, ha quedado en claro que la infraestructura urbana es vulnerable a fallas causadas por eventos catastróficos naturales o causados por el hombre (antropogénicos). Puesto que es imposible proteger toda la infraestructura urbana contra todo posible evento que afecte su funcionamiento, una alternativa es hacer la infraestructura resiliente.

La resiliencia urbana es la capacidad de una ciudad para recuperarse de eventos negativos de forma expedita y eficiente; y depende de diversos factores incluyendo la intensidad del evento y los recursos de emergencia disponibles. En vez de tratar de evitar fallas, la resiliencia permite una recuperación eficiente de la ciudad.

En la Universidad de Guanajuato la investigación en resiliencia urbana está enfocada en el análisis de redes de infraestructura (como por ejemplo sistemas de transporte) y la determinación de sus puntos críticos, estrategias de recuperación y desarrollo de modelos de simulación. Mediante estas investigaciones se hacen recomendaciones de política urbana, estrategias de movilidad, desarrollo de planes de emergencia para ciudades y otras acciones pertinentes.

La resiliencia urbana depende de acciones de mitigación y adaptación. Mitigación es reducir el riesgo de desastres futuros; adaptación es fortalecer la ciudad para que resista más y se recupere mejor. Las opciones de adaptación suelen ser más accesibles para la ciudad, porque son más inmediatas y de más fácil justificación económica. La resiliencia urbana está en la vanguardia de la investigación urbanística actual.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia