dra ruth reyes cortes

Dra. Ruth Reyes Cortés
Departamento de Biología,
División de Ciencias Naturales y Exactas,
Campus Guanajuato,
Universidad de Guanajuato

Desde que se descubrió que las bacterias son agentes causantes de diversas enfermedades, como el cólera (Vibrio cholerae); diarreas (Salmonella sp); neumonías (Klebsiella pneumoniae) entre otras, los investigadores se han enfocado en la búsqueda de opciones para su tratamiento. Alexander Fleming en 1928, realizó una importante aportación al observar los efectos de la penicilina, (primer antibiótico descrito), sobre el desarrollo bacteriano. Desde entonces y hasta la fecha, se han desarrollado múltiples antibióticos (químicos, sintéticos o semisintéticos) para inhibir el crecimiento de las bacterias patógenas.

Sin embargo, ¿imaginas hoy en día cuantos antibióticos son recetados? Y más importante, cuando los antibióticos son prescritos por periodos de 7 o 14 días, ¿cuántos pacientes realmente toman su tratamiento completo? Desafortunadamente, este uso indiscriminado de los antibióticos, tanto por el personal médico como de cada uno de nosotros, ha generado que las bacterias ya no sean susceptibles a la acción de estos agentes, creando resistencia. Hoy en día, la aparición de bacterias resistentes va en un aumento alarmante. Como consecuencia, las enfermedades producidas por estas “superbacterias” (bacterias resistentes) son de tratamiento difícil y costoso, lo que representa un problema de salud a nivel mundial.

Los fagos son virus que infectan y destruyen a las bacterias, sin producir efectos adversos drásticos en los individuos a los que se les administran. Felix D´Herrelle desde 1905 (antes del descubrimiento de la penicilina) pensó en el potencial de estos “supervirus” debido a su gran variedad y cantidad (1x1031) en la naturaleza, lo que implica que existen tantos fagos como bacterias. Además, dada su selectividad para destruir algunas especies patógenas, no intervienen con el desarrollo de las bacterias benéficas presentes en el intestino. Debido a que, en la naturaleza, los fagos son los depredadores naturales de las bacterias, el estudio de estos “supervirus” puede contribuir enormemente al desarrollo de novedosos tratamientos contra las “superbacterias”, representando una opción viable y un interesante objeto de estudio.

En el Departamento de Biología en la Universidad de Guanajuato, estudiamos diversas opciones para el tratamiento de enfermedades producidas por bacterias en humanos y animales. Una de las alternativas, es el estudio de bacteriófagos o también llamados fagos.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia