dr edgar bernabe

Dr. Bernabé Edgar Cruz González
Departamento de Economía y Finanzas,
División de Ciencias Económico-Administrativas,
Campus Guanajuato,
Universidad de Guanajuato

A partir de la última década del siglo veinte, la implementación de robots para la realización de tareas rutinarias en el sector industrial, o automatización, ha crecido a un ritmo mayor que el número de trabajadores empleados en dicho sector en el mundo. Acorde con datos de la Federación Internacional de Robótica (IFR, por sus siglas en inglés), el stock total de robots operativos en el mundo creció a una tasa promedio anual de 6% durante el periodo de 1993-2017. En contraste, la Organización Internacional del Trabajo (OIL, por sus siglas en inglés) reportó que cantidad total de trabajadores empleados en el sector industrial global creció a una tasa promedio anual de 1% durante el mismo periodo. Para dimensionar la magnitud de las diferencias entre tasas crecimiento, considere que, de mantenerse estos ritmos de crecimiento, el stock de robots se duplicaría en aproximadamente 12 años. En contraste, para que el número de trabajadores localizados en el sector industrial duplicara su tamaño transcurrirían 70 años.

Este rápido advenimiento de la automatización ha generado un debate en los círculos académicos sobre los efectos que la automatización puede tener sobre el crecimiento del empleo en el sector industrial. En particular, en la literatura económica se identifican dos efectos.

El primer efecto es el desplazamiento. Este efecto surge cuando los robots sustituyen a los trabajadores principalmente en industrias caracterizadas por tareas rutinarias y que requieren empleados con poca destreza o bajo conocimiento técnico para llevarlas a cabo. El segundo efecto es la complementariedad. Este efecto surge cuando la implementación de robots genera una mayor demanda por trabajadores cualificados dedicados a tareas complementarias a la realizadas por robots. Por ejemplo, la instalación, monitoreo, mantenimiento diseño e innovación en robótica.

La evidencia empírica existente sugiere que el impacto de estos efectos sobre el empleo es importante. Por ejemplo, Acemoglu y Restrepo (2017) muestran que el efecto desplazamiento es el dominante de la automatización en la economía estadounidense. Durante el periodo 1994-2014, la automatización a inducido a la eliminación de 7 empleos en toda la economía por cada unidad de robot instalada en el sector industrial. En contraste, Findeisen, Südekum, y Woessner (2017) muestran que la automatización solo ha cambiado la composición de la economía, eliminando empleo en el sector industrial, pero compensando la pérdida por la generación de empleo complementarios en otros sectores de la economía durante el periodo 1994-2014 en Alemania.

Hasta ahora los estudios muestran que el efecto sustitución predomina sobre el complementario. Por sus repercusiones sobre el nivel de empleo, es necesario destinar tiempo y recursos para estudiar los efectos de la automatización en economías en desarrollo. En particular, estudiar los efectos que tendrá la automatización del sector industrial en México en los años venideros.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia