dr johanan zamilpa

Dr. Johanan Zamilpa Paredes
Departamento de Gestión y Dirección de Empresas,
División de Ciencias Económico Administrativas,
Campus Guanajuato,
Universidad de Guanajuato

En los últimos años, tanto consumidores como empresas estadounidenses han presionado fuertemente para que las manufacturas vuelvan a su hogar en los Estados Unidos (EU). A este fenómeno de devolver los trabajos de manufactura a territorio estadounidense desde ubicaciones extraterritoriales se le denomina relocalización.

Este interés creciente no es sorprendente: ya que el fenómeno previo e inverso de deslocalización (consistente en enviar manufacturas desde los EU a países extranjeros con mano de obra y recursos más baratos) ocasionó que la economía estadounidense haya experimentado desaceleraciones y desempleo. Si bien el término relocalización ha recibido una mayor cobertura en los medios, todavía es un área poco investigada a diferencia de su predecesor.

Aunque hay diversas razones por las cuales las compañías estadounidenses están optando por regresar tales como incentivos gubernamentales, mano de obra calificada y generación de empleos, la automatización industrial habilitada por el uso de los robots (máquinas completamente autónomas que no necesitan un operador humano) es un nuevo factor que recientemente ha irrumpido en la esfera económica haciendo la deslocalización menos atractiva.

El suministro anual de robots industriales en EU ha aumentado considerablemente desde 2010 a una tasa de más del 15% por año. Este crecimiento puede ser explicado por las ventajas que ésta provee tales como una mayor productividad, crecimiento económico, eficiencia, seguridad y comodidad y principalmente un costo menor que la mano de obra.

Sin embargo, esta nueva tendencia de llevar la producción a casa a través de la automatización robótica puede ser la mayor amenaza disruptiva para las industrias y particularmente para países como México. Y es que, a diferencia de lo ocurrido en otros países, como la propia China, México ha apostado en las últimas décadas por la contención salarial para evitar la fuga de empresas manufactureras y atraer más inversión. Pero la robotización es cada vez más barata y es probable que en un futuro próximo en muchas industrias, como la automotriz, sea más rentable la adquisición de un robot que contratar a cuadrillas de trabajadores.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia