dr miguel angel trinidad

Dr. Miguel Angel Trinidad
Departamento de Astronomía,
División de Ciencias Naturales y Exactas,
Campus Guanajuato,
Universidad de Guanajuato

Desde hace muchos años, científicos de diversas partes del mundo han realizado enormes esfuerzos por tratar de encontrar evidencias de vida en otras partes del Universo. Mucho de este este esfuerzo se ha centrado en la búsqueda y detección de señales provenientes de alguna civilización, aunque hasta ahora no se ha tenido éxito. Por otro lado, algunos científicos se han enfocado en el estudio de moléculas precursoras de la vida en sus diferentes formas.

En este sentido, en el Universo se han detectado decenas de moléculas, desde la más simple como el hidrógeno molecular hasta algunas muy complejas como el benzonitrilo, sólo por citar un par de ejemplos. En nuestro planeta, la Tierra, el agua es una molécula fundamental para el desarrollo de la vida como la conocemos. Sin embargo, esta molécula no es exclusiva de la Tierra. La molécula del agua, en su fase gaseosa, se ha detectado en diversas partes del Universo; siendo la primera detección en 1969 en Orión.

El estudio de la molécula del agua también se ha usado para investigar el proceso de formación de estrellas, en particular las masivas. Dicha molécula tiene la particularidad de tener una transición que da lugar a la emisión MASER, que es el acrónimo de (del inglés) Microwave Amplification by Stimulated Emission of Radiation. En español, un maser lo podemos entender como un amplificador de microondas por la emisión estimulada de radiación. Al igual que un láser, un máser produce emisión muy intensa y colimada. Estas dos propiedades hacen de los máseres una herramienta muy poderosa para estudiar algunos procesos astrofísicos. El máser de una de las transiciones de la molécula del agua es el más intenso que se ha descubierto en el Universo y, por lo tanto, el más usado por muchos astrónomos. Los máseres de agua, como comúnmente les llamamos, se detectan frecuentemente en regiones de formación de estrellas masivas (entendemos por una estrella masiva aquella que tiene al menos una masa de diez veces la masa del Sol), aunque también se han detectado en las envolventes circunestelares de estrellas evolucionadas y en algunas galaxias.

Este tipo de emisión se detecta en longitudes de onda de radio, por lo que no se puede observar con telescopios convencionales, sino con radiotelescopios. En particular, los diferentes sitios de emisión de máseres de agua se emplean como partículas de prueba para estudiar la cinemática del gas que se encuentra alrededor de las protoestrellas. Con esto podemos construir modelos tridimensionales de cómo se mueve el gas que rodea la estrella en formación.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia