miguel volches hinojosa

Miguel Vilches Hinojosa
Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno,
División de Derecho, Política y Gobierno,
Campus Guanajuato,
Universidad de Guanajuato

La Ciencia Política analiza sistemática y metodológicamente instituciones, procesos, sistemas políticos y asuntos públicos con la finalidad de generar conocimientos que mejoren la organización social e impacten en el bienestar de las personas. El fenómeno de las migraciones internacionales es uno de los que más preocupación ha generado en los últimos años desde los estudios políticos. No sólo por las relaciones diplomáticas entre países, sino por la constante violación de los derechos humanos de las personas migrantes.

La institucionalización de los derechos humanos en normativas internacionales, leyes nacionales, discursos políticos e incluso análisis académicos, a menudo han obviado las dificultades de la universalización de su vigencia para todas las personas en todos los estados del orbe. Este es el caso de personas extranjeras que cambian su residencia cruzando la frontera nacional del país al que pertenecen como ciudadanos.

La estimación es que aproximadamente 250 millones de personas son migrantes internacionales en los 193 países que forman parte de la Organización de Naciones Unidas. La tendencia es que este número de migrantes internacionales se acelere y se intensifique en los próximos años. Por lo tanto, cobra relevancia preguntarse si los derechos políticos (como el poder votar y ser votado) deben seguir siendo exclusivos de los y las ciudadanas que reúnen todos los requisitos para ser considerados miembros de pleno derecho de un Estado. A la vez que se analiza cuál es el comportamiento de los países respecto del reconocimiento de estos derechos políticos para los inmigrantes internacionales que llegan a sus territorios y para sus emigrantes que salen de sus fronteras nacionales y cuáles son las medidas institucionales para abrir o cerrar el acceso a estos derechos por parte de los estados, sean más progresistas en cuando a los derechos humanos, o bien sean reacios a admitir estas prerrogativas.

En EE.UU. residen más de 12 millones de mexicanos y mexicanas que nacieron en México y se estima que más de 24 millones de personas estadounidenses tienen ascendencia de origen mexicano y podrían acceder a la nacionalidad mexicana por medio de algún procedimiento administrativo para conseguir su acta de nacimiento. Mientras que cerca de 800 mil personas de origen estadounidense viven legalmente en México, según cifras del INEGI. En este sentido, existe una amplia posibilidad de personas migrantes entre ambos países y con doble ciudadanía viviendo entre México y EE.UU., que están aprendiendo a ejercer sus derechos políticos en ambos países.

En el contexto México-EE.UU. los propios migrantes se han convertido en actores transnacionales que impulsan iniciativas que están reconfigurando los sistemas políticos de ambas naciones. El sufragio extraterritorial, los diputados migrantes y la múltiplicación de organizaciones en defensa de los derechos de las personas migrantes son muestras de este tejido complejo de la gestación de una sociedad civil transnacional. Esta realidad tiene su impacto en el ámbito subnacional. Por ejemplo, el gobierno del estado de Guanajuato tiene relación con 164 organizaciones, 10 federaciones y una confederación de guanajuatenses en EE.UU. Esta densidad de liderazgos migrantes plantea interrogantes sobre el futuro del ejercicio de los derechos políticos y su consiguiente impacto en la reconfiguración de los sistemas políticos nacionales y subnacionales de ambos países.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia