dr alberto flores martinez

Dr. Alberto Flores Martínez
Departamento de Biología,
División de Ciencia Naturales y Exactas,
Campus Guanajuato,
Universidad de Guanajuato

Los hongos son un grupo de microorganismos muy diverso, que tienen un papel muy relevante en los ecosistemas por su capacidad de degradar la materia orgánica, estos saprofitos, junto con las bacterias, son los responsables de reciclar las grandes cantidades de carbono orgánico producido por fotosíntesis. Pueden formar relaciones mutualistas como los líquenes y micorrizas, estas últimas permiten una mejor absorción de nutrientes de las plantas, por lo tanto, mejoran su crecimiento y las protegen de otros microorganismos patógenos.

Consideramos una influencia benéfica de hongos en nuestra dieta y nuestro paisaje. El champaña, vino y cerveza, los tres son productos directos de acción fúngica sobre un substrato específico, y el alcohol que contienen es un metabolito fúngico apreciado por aquellos que necesitan un escape ocasional de la realidad, aunque es una droga adictiva para algunos. La realidad puede percibirse al alcance de la mano con psilocibina o LSD, ambas substancias psicotrópicas derivan de los hongos. El pan debe su ligereza y textura a la actividad metabólica de la levadura. El sabroso sabor del paté se refuerza por la presencia de pedazos de trufa negra, un hongo subterráneo de Europa. Algunos quesos se maduran y adquieren su textura y sabor único por medio de hongos específicos.

Tanto hongos filamentosos como levaduras tienen gran importancia en las industrias de fermentación (producción de antibióticos, enzimas, etc.), alimentos (panadería, quesos, salsa de soya etc.) y bebidas alcohólicas (cerveza, vinos, brandy ron, tequila, mezcal, etc.).

También se han empleado en procesos de biorremediación de aguas, en control biológico de plagas, y son una herramienta importante en la investigación sobre genética, bioquímica y biología molecular.

Los hongos especializados pueden controlar infestaciones de insectos. Un metabolito fúngico se usa para controlar muchas infecciones bacterianas a nivel mundial (la penicilina), mientras otro puede curar algunas de las enfermedades fúngicas que de vez en cuando afligen a las personas. El trasplante del órgano es ahora un procedimiento común, pero sólo porque un metabolito fúngico (ciclosporina) impide seguramente al cuerpo rechazar el nuevo órgano, y esta misma sustancia parece interrumpir el ataque de diabetes juvenil.

Sin embargo, existe una gran variedad de hongos patógenos, los cuales causan enfermedades en plantas y animales (incluyendo al hombre), las enfermedades fúngicas en plantas como el tizón del maíz, la roya del trigo, o la pudrición blanca del ajo son devastadoras produciendo grandes perdidas económicas, otro problema es la producción de toxinas, como la aflatoxina (micotoxina cancerígena) debida a infecciones fúngicas en maíz, post cosecha.

El pie de Atleta, la caspa, la tiña del cuero cabelludo y la candidiasis son también, producidas por hongos. El desarrollo de las enfermedades fúngicas o micosis en el hombre, en gran medida dependen de la fortaleza del sistema inmunológico, es por esto que individuos con inmunodeficiencia son altamente susceptibles a estas enfermedades.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia