dr jose luis nava

Dr. José Luis Nava Montes de Oca
Departamento de Ingeniería Geomática e Hidráulica
División de Ingenierías
Campus Guanajuato, This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Universidad de Guanajuato

Es bien sabido que en la región centro-occidente de la República Mexicana la fuente de abastecimiento de agua potable proviene principalmente de acuíferos subterráneos, para lo cual se tienen que perforar pozos profundos (mayores a 150 m) para extraer este líquido. El agua subterránea contiene diversas sales minerales, metales y metaloides que varían de acuerdo a su ubicación geográfica. En Guanajuato podemos encontrarnos con contaminantes, sustancias por encima del límite permitido para agua potable, como el arsénico y el flúor. Desde el punto de vista de la salud pública, la exposición prolongada a arsénico y flúor en agua de consumo humano ocasiona diferentes tipos de enfermedades.

Las especies de arsénico en cuerpos de agua pueden presentarse como arsénico (III) y arsénico (V). Esta segunda especie se presenta en una forma iónica. El flúor suele encontrarse en forma de ion fluoruro. Ambos iones son susceptibles a ser removidos por métodos fisicoquímicos. Los métodos comúnmente empleados para remover arsénico y flúor utilizan membranas y materiales adsorbentes o intercambiadores de iones. Estas tecnologías son eficaces para la remoción de arsénico y flúor; sin embargo, solo suelen utilizarse por empresas embotelladoras de agua para beber debido a sus elevados costos de proceso.

En el Cuerpo Académico de Ciencia y Tecnología del Agua hemos desarrollado un proceso novedoso que remueve arsénico y flúor a un bajo costo (inferior a un peso mexicano por metro cúbico), que además permite tratar grandes volúmenes de agua en continuo. El proceso contiene tres etapas en serie que son la electrocoagulación-floculación-clarificación. La electrocoagulación se da en un reactor electroquímico donde se produce un coagulante como el Al(III), este coagulante forma sales insolubles que adquieren tamaño y densidad en la unidad de floculación; finalmente los flóculos que contienen a los contaminantes precipitan en el clarificador, dando lugar al agua libre de arsénico y flúor.

La planta de electrocoagulación-floculación-clarificación (en escala pre-piloto), ubicada en el Laboratorio de Ciencia y Tecnología del Agua en la sede La Perlita, tiene una capacidad para tratar trescientos litros por día. En estos momentos se trabaja en su escalamiento para ubicarla en una comunidad y se contempla su transferencia a organismos operadores de agua. En estos temas trabajan estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado de la Universidad de Guanajuato.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia