dr heinz adernach

Dr. Heinz Andernach
Departamento de Astronomía
División de Ciencias Naturales y Exactas
Campus Guanajuato, Universidad de Guanajuato

Las radiogalaxias son aquellas galaxias cuya emisión en radio domina sobre los otros del espectro electromagnético. Sus "lóbulos" de radioemisión se alimentan por chorros eyectados desde un hoyo negro "súpermasivo" en el núcleo de su galaxia huésped. Se habla de "radiogalaxias gigantes" (GRGs por sus siglas en inglés), cuando exceden un tamaño lineal de un millón de parsecs (o 1 Mpc, ó 3.3 millones de años luz). Algunas de ellas exceden los 4 Mpc, siendo así los objetos individuales más grandes del Universo.

Con ayuda de estudiantes y colegas del Departamento de Astronomía, hemos usado rastreos en ondas de radio públicos para buscar nuevos GRGs. Además, en 2013 un consorcio de 30 astrofísicos (incluyendo al autor) lanzó el proyecto de ciencia ciudadana "Radio Galaxy Zoo" (RGZ, http://radio.galaxyzoo.org) en el cual los voluntarios identifican la galaxia huésped en superposiciones de imágenes radio-ópticos, importante para estimar su distancia.

Nuestro esfuerzo, junto con la ayuda de los voluntarios del RGZ, nos ha permitido recopilar un millar de estos objetos, con solo 200 reportados en la literatura. Actualmente, podemos concluir que no sólo algunas GRGs se formaron antes de que el Universo tuviera un tercio de su edad, y una densidad mayor que la actual, sino también que el tamaño lineal mediano no disminuye con mayor lejanía. Ambos fenómenos son poco comprensibles con el paradigma cosmológico actual.

En el proyecto RGZ se han también descubierto muchos más ejemplos de los "wide-angle tails" (WATs), un tipo de radiogalaxias con fuertes torsiones en sus chorros y lóbulos de radioemisión, observados únicamente en cúmulos o grupos de galaxias, los cuales a veces son difíciles de distinguir en imágenes ópticos. Por tanto, se han utilizado los WATs (fáciles de reconocer en rastreos en radio) como indicadores de cúmulos alrededor de ellos. En una reciente publicación nuestra (http://mnras.oxfordjournals.org/content/460/3/2376) reportamos un WAT descubierto por voluntarios del RGZ que nos ha permitido revelar un cúmulo de galaxias relativamente cercano, que no se había reconocido en rastreos ópticos.

En vista de unos nuevos rastreos del cielo en radio, que dentro de pocos años ofrecerán decenas de millones de radiofuentes, muchos de ellos tan complejos que sólo el cerebro humano reconocerá la galaxia causando la emisión, la participación de ciudadanos como en el RGZ será de vital importancia para hacer frente al tamaño y complejidad de esta avalancha de información.

PodcastGIF

Breves de la ciencia