mtra claudia marcela

Mtra. Claudia Marcela Cantú Sánchez
Departamento de Enfermería y Obstetricia,
División de Ciencias de la Vida,
Campus Irapuato – Salamanca,
Universidad de Guanajuato

El adulto mayor que vive con la familia tiene la oportunidad de ser parte fundamental en la transmisión de conocimientos y experiencias a las generaciones más jóvenes, siempre y cuando sea integrado adecuadamente a la familia. Adicionalmente, con base en los datos del crecimiento de la población de adultos mayores, se espera que realicen acciones encaminadas a un autocuidado.

Es un derecho del adulto mayor ser partícipe de los programas de salud públicos y privados para el autocuidado a través de la consecución de objetivos, ya que al mejorar los conocimientos sobre aspectos una vida sana, factores de riesgo y promoción de la salud, aunado a la conciencia de sus sentimientos, sensaciones corporales y respuestas; valorará sus necesidades personales y aumentará la capacidad de autocuidarse. Con ello, lograremos una población de adultos mayores más saludable y plena.

Por lo anterior, es importante que el adulto mayor esté situado en un contexto familiar, entendido como la unidad básica de la sociedad en la cual los integrantes interactúan entre sí y que funciona como un sistema abierto, ya que se tienen diversos roles para la distribución de tareas (funciones familiares). Cada miembro de la unidad familiar es un subsistema porque posee características de la familia, pero además se relaciona con la sociedad y toma valores y creencias de ésta, mezclándolos con los de su origen, por tanto, también es transmisor hacia la sociedad. En tal sentido, es importante implementar un modelo de autocuidado aplicable a las culturas y creencias de la población mexicana, implicando los cambios de paradigmas sobre la curación y centrarse en el autocuidado para lograr el bienestar garantizando la autonomía.

Es por esto que desde la enfemería, como disciplina científica, se deben comprender las acciones de autocuidado como un hecho intimamente relacionado a elementos culturales que se aprenden desde la infancia; desarrollados gradualmente e integrados en las actividades de la vida diaria. Se trata de un modelo de autocuidado que debe formar personas como agentes responsables al tomar decisiones de autocuidado racionales y razonables y con conocimiento para ejecutar las tareas que el personal de salud propone para su cuidado.

Por ello, los especialistas en enfermería deben estar preparados para proporcionar cuidados considerando que estos adultos pueden ser personas emocional o socialmente dependientes debido a los cambios morfofuncionales del envejecimiento, por lo cual las intervenciones de enfermería deben ser procuradas por especialistas formados multidisciplinariamente, como se logra en los programas de licenciatura y posgrado de la Univerisdad de Guanajuato.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka.

PodcastGIF

Breves de la ciencia