Desde la fundación de sus primeros antecedentes y desde su constitución jurídica con ese nombre, la Universidad de Guanajuato ha estado comprometida con las más altas aspiraciones de la sociedad en su lucha por la justicia y la igualdad. Numerosos ejemplos a lo largo de nuestra historia dan cuenta de ello y revelan que la Institución ha participado y muchas veces ha encabezado tales esfuerzos, los cuales han surgido en ocasiones en el seno de la propia comunidad universitaria, y en otras como efecto del impulso social.

Teniendo en cuenta ese liderazgo de la Universidad, desde el inicio de la actual administración de la Rectoría General a finales de septiembre de 2015 —y aun antes, al incorporar una mención inequívoca en nuestro Proyecto de Desarrollo 2015-2019 presentado a la comunidad universitaria como parte del proceso de selección rectoral— establecimos que todas las acciones y proyectos para el desarrollo de nuestra comunidad se instrumentarían teniendo en consideración una perspectiva de género, buscando la igualdad entre quienes integran la Institución y proyectando hacia los distintos órdenes de la vida en sociedad un ideal dominado por ese concepto y esa actitud, en los que se unen la igualdad jurídica y de oportunidades, la justicia y el respeto. Al imponernos este propósito central, actuamos con plena conciencia sobre el imperativo ético y la necesidad inaplazable de desterrar las prácticas de exclusión y violencia en todas sus formas hacia las mujeres, o hacia cualquier integrante de la comunidad por razones de género, una problemática que alcanza cotas aberrantes en diversos ámbitos del cuerpo social, con independencia de países y creencias. Ante dicha problemática, quienes conformamos la comunidad universitaria estamos obligados a responder, primero que nada, para hacerla definitivamente inviable en el seno de nuestra comunidad, de manera integral, y al mismo tiempo para sumarnos a los esfuerzos que buscan eliminarla en la sociedad mexicana y en el mundo.

Con ese horizonte en perspectiva es que la Universidad de Guanajuato presenta su Programa Institucional de Igualdad de Género 2016-2019, documento rector que en esta materia orientará los esfuerzos de nuestra Institución, siendo por ello una primera tarea la de lograr su efectiva socialización que sirva de base a su efectiva instrumentación.

El documento busca contribuir a la lucha por la igualdad y por el reconocimiento que, desde el siglo pasado y aun antes, han llevado a cabo sociedades de todo el mundo con el propósito de reivindicar a las mujeres y de hacer valer sus derechos humanos en un plano de dignidad y de justicia plena. Nos damos cuenta con pesar que más de un siglo después de iniciadas aquellas luchas, y no obstante los profundos cambios suscitados desde entonces, aquella aspiración legítima de principios del siglo XX sigue siendo un pendiente por alcanzar en la plenitud de sus términos.

Los avances registrados se han alcanzado más lentamente de lo esperado. En México, por sólo dar un ejemplo, fue hasta 1953 cuando a nivel constitucional se reconoció a las mujeres el derecho al voto, y sólo durante la segunda mitad del siglo XX cuando se promovieron y aprobaron numerosas adecuaciones a la legislación, se firmaron acuerdos internacionales en defensa de la igualdad de las mujeres, además de otras acciones, lo cual no ha sido suficiente para consolidar el cambio cultural al que finalmente aspiramos.

Como comunidad necesitamos emprender un renovado esfuerzo en esta dirección a fin de generar un clima propicio —en términos legales, de actitud, de reconocimiento y protección— al desarrollo pleno de las mujeres, y por lo tanto de nuestra sociedad. La búsqueda de igualdad para mujeres y hombres es un asunto de todos y todas, y así se plantea en el Programa Institucional de Igualdad de Género de la Universidad de Guanajuato 2016-2019, el cual se integra por seis ejes de trabajo con sus respectivas líneas de acción y estrategias, en el entendido de que en su conjunto el programa es un detonante y un promotor para la construcción de espacios para la equidad, que no es un fin en sí mismo sino un medio para lograr la igualdad.

Reivindicar los derechos de las mujeres, así como reconocer y valorar su labor ha sido mi compromiso y forma de vida y hoy lo renuevo. Estoy convencido de que existen en la Universidad de Guanajuato las condiciones necesarias y suficientes —académicas, normativas, y sobre todo de actitud y voluntad— para iniciar una nueva etapa en la consideración de las mujeres, sus derechos, sus expectativas y sus sueños. Trabajemos en conjunto por ello.


Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino
Rector General
y Presidente del Comité de Equidad y Género

Documentos descargables

 

Lascuráin de Retana No. 5, Col. Centro C.P. 36000

Guanajuato, Gto., México

Tel: +52 (473)  732 00 06

webugto@ugto.mx